domingo, 26 de noviembre de 2006

Carta de un bebé

Hola mami:

¿Cómo estás?, yo muy bien, gracias a Dios. Hace apenas algunos días me concebiste en tu pancita. La verdad no te puedo explicar lo contento que estoy de saber que tú vas a ser mi mamá. Otra cosa que me llena de orgullo es ver el amor con el que fui concebido, todo parece indicar que voy a ser el niño más feliz del mundo.

Mami, ha pasado ya un mes desde mi concepción, y ya empiezo a ver como mi cuerpecito se empieza a formar, digo no estoy tan bonito como tú, pero dame una oportunidad. ¡Estoy muy feliz! Pero hay algo que me tiene un poco preocupado...

Últimamente me he dado cuenta de que hay algo en tu cabecita que no te deja dormir, pero bueno ya se te pasará, no te apures mami. Ya pasaron dos meses y medio y la verdad estoy muy feliz con mis nuevas manitas y de veras que tengo ganas de utilizarlas para jugar. Mamita, dime que te pasa, ¿por qué lloras tanto todas las noches? ¿Por qué cuando papi y tú se ven se gritan tanto? ¿Ya no me quieren, o qué? Voy a hacer lo posible para que me quieran.

Han pasado ya tres meses, mami, te noto deprimida, no entiendo que pasa, estoy muy confundido. Hoy en la mañana fuimos con el doctor y te hizo una cita para mañana.

No entiendo, yo me siento muy bien, ¿a caso te sientes mal mamita? Ya es de día ¿a dónde vamos? ¿Qué pasa mami? ¿Por qué lloras? No llores, si no va a pasar nada, oye mami no te acuestes, apenas son las dos de la tarde, es muy temprano para irse a la cama, aparte, no tengo nada de sueño, quiero seguir jugando con mis manitas.

¡Ay,ah! ¿Qué hace ese tubito en mi casita? A poco es un juguete nuevo, ¡Oigan! ¿Por qué se están llevando mi casita? Mami, ¡esperen!, ¡esa es mi manito! Señor, ¿Por que me la arrancan? ¿Qué no ve que me duele? ¡Ah! Mami defiéndeme, mamá ayúdame, ¿qué no ves que todavía estoy chiquito y no me puedo defender? Mami mi piernita me la están arrancando, por favor diles que ya no sigan. Te prometo que me voy a portar bien, ya no te vuelvo a patear. ¿Cómo es que un ser humano me puede hacer esto? Va a ver cuando sea grande y fuerte, ¡ah!, te quiero mami, ya no puedo más, me oyes mami, ayúdame, mami...

Han pasado ya 17 años desde aquel día, y yo te observó como todavía te duele esa decisión que tomaste, por favor, ya no llores, recuerda que te quiero mucho y aquí te estoy esperando con muchos besos y abrazos.

Te quiere mucho...

Tu bebé
Gracias a Alma Valderramo

9 comentarios:

alma dijo...

nadie nadie tiene derecho a quitarle la vida a otra persona y es mas cruel que sea alguien que no se puede defender, hay que ser responsables de nuestros actos.

Tmac dijo...

Aunque parezca mentira, los niños no importando la circunstancia son un regalo de Dios que debemos de apreciar en gran manera, no son dos ni tres las personas que quisieran tener su propio@ hijo@ y no pueden.

Sandra dijo...

Lamentablemente hay quienes no tienen conciencia de ello, y cometer este tipo de actos no les hace nisiquiera tentar el corazón, pero Dios está ahí siempre vigilante de lo que hacemos y que pensamos y llegará el día en que esas personas tendrán que rendir cuenta sobre sus actos

beagustina dijo...

bueno me encanto lo que sale
en la historia que tiene mucha verdad de que la gente hace
es tan normal para algunos y horrible para otros yo estoy en que es horrible gracias por esta pagina es linda

beagustina dijo...

bueno tiene razon mi amiga almita
pero creo que mucho deverian leer esto para que aprendan de esta carta esta muy linda y trizte

Tmac dijo...

Gracias por la visita Beagustina, la verdad que muchos viven tomando decisiones sobre la vida del otro, y se nos olvida que solo Dios es Quien puede dar y quitar la vida, beagustina vuelve pronto!!!!

Tmac dijo...

"Cada paso que das, por la senda del mal, hay un Dios en el cielo que te ve", (estribillo de una cancion), lo bueno del caso es que Dios siempre esta dispuesto a perdonarnos.

Angela Guichardo dijo...

Dios nos libre tomar esa macabra alternativa. Un hijo es una bendición y dichosa a quien Dios se los presta.


Saludos

Tmac dijo...

Saludos Angela, me gustó mucho eso ultimo que dijiste: "Un hijo es una bendición y dichosa a quien Dios se los presta", eso es asi, a parte de que son una bendición, no toda mujer tiene el privilegio de ser llamada Madre.