sábado, 7 de abril de 2007

Los brazos extendidos de Jesús



Con los brazos extendidos, estaba el Rey, ya no en el cielo, ya no en el trono, sino en una cruz, clavado, escupido, odiado y herido.

Con los brazos extendidos, estaba el Rey, ya no amado, ya no buscado, alli estaba solo, y traicionado.

Con los brazos extendidos, estaba el Rey ya no para abrazarte, ni para ser abrazado, sino para morir.

Alli estaba el Rey, en tu lugar y el mio en la condenacion, en el lugar del tormento, del castigo y del sufrimiento.

Miralo alli, sublime pecador, miralo alli en tu lugar, ¿no te mueve el corazon, a pedirle perdon?.

Mira sus brazos extendidos, El no los puede mover alli en la cruz, pero ahora si te puede recibir, porque ha resucitado, y ahora sus lindos brazos, estan libres, ven, Cristo te ama, Cristo vive, y tiene para tila vida eterna.
Gracias a EZEQUIEL QUINTEROS DE ARGENTINA

2 comentarios:

alma dijo...

esta lindisima esta reflexion lary, si que te llega.

Tmac dijo...

Gracias Alma.