jueves, 8 de febrero de 2007

Puerto Rico: cárceles sin humo





Las autoridades portorriqueñas adoptaron una ley que prohíbe fumar en espacios públicos y que afectará de manera especial a los fumadores que están presos en las cárceles del país.

La medida que entra en vigor en marzo ni siquiera les permitirá a los presidiarios fumar en espacios abiertos, mucho menos en sus celdas.


Los directores de las cárceles ya les han bajado las dosis de nicotina de diez cajetillas mensuales a "dos o tres" paquetes.


Cuando entre en vigencia la ley, el 2 de marzo, deberán olvidarse por completo del vicio.




Nota: A mi me gusta esa medida

1 comentario:

alma dijo...

esta bien esa nueva ley, aunque ojala la respeten por que aca ponen y quitan a su antojo.